Buscar
  • LUIS RODRIGUEZ SALGADO

Redes sociales combinadas en modelos de negocio


“La Web 2.0 es un término que hace referencia a las aplicaciones Web que:

- Facilitan el compartir la información de manera interactiva y colaborativa,

- Permiten la interoperabilidad entre aplicaciones y

- Están diseñadas especialmente para el usuario.

De esta manera surgen en la Web aplicaciones que permiten a los usuarios interactuar y colaborar a través de interfaces de diálogo propias de los llamados social media (medios de comunicación sociales). Así, se convierten en prosumidores (consumidores y productores, a la vez) o creadores de contenido generado por ellos mismos. Esta nueva condición de los usuarios de la Web 2.0 contrasta con el rol pasivo que tenían en la Web antigua (a veces referida como Web 1.0), donde los usuarios eran meros consumidores, y sólo podían consultar la información sin intervenir en los contenidos directamente. Entre las soluciones más conocidas de la Web 2.0, encontramos las redes sociales en línea como Facebook, Tuenti, o LinkedIn, los blogs, las Wikis, los sitios Web para compartir vídeos (como YouTube) o para compartir presentaciones (como Slideshare), etc.”.(Miralbell, 2012).

Las redes sociales, se han constituido en los últimos años en plataformas, que a la vez que modelos de negocio en si mismos, son espacios de comunicación, interacción social y empresarial y visibilización. Son herramientas indispensables para el desarrollo de cualquier estrategia de marketing, comercial, de comunicación de las empresas que convierten a las subcoaliciones de la organización (propietarios, socios, inversores, trabajadores, clientes y proveedores) en agentes activos de la estrategia de creación y crecimiento.

El nivel de conocimiento acerca de la operativa y utilidades de las redes sociales está creciendo. Sólo es necesario decidir, no ya el (estar presente), asunto en el que todos están de acuerdo, sino más bien el cómo o el donde tiene sentido que una empresa u organización (pero también un profesional) desarrolle sus estrategias y su operativa. Cada vez más empresas están entendiendo de qué manera puede resultar más efectiva su aplicación. Lo que es conveniente es incorporar su implementación al “core” de la empresa, evitando si es posible aplicar la misma operativa que con otras actividades que fueron objeto de externalización (RRHH, Administración, distribución, logística, etc.…). Por otra parte la gestión de comunidades está creciendo en su desarrollo profesional y es difícil mantenerse al día del incesante incremento de novedades (nuevas plataformas y evolución de las actuales, o nuevas utilidades).


0 vistas